Tatuajes Religiosos: Ideas y Diseños

Mientras que la religión Católico-Cristiana es la religión más popular en Europa, América y otras partes del mundo, los tatuajes religiosos también incluyen tatuajes con referencias budistas, hindú o también paganas.

Los tatuajes de temática religiosa son una manera de expresar las creencias de su portador en su piel, suelen tener un profundo significado para quien los lleva y hacérselo puede acercarse también a una experiencia trascendental o religiosa.

Los tatuajes han sido utilizados durante miles de años como parte importante de rituales, tradiciones, promesas y experiencias vitales. Es por tanto que hay una cierta visión y sentimiento de magia entre religión y tatuaje en ciertas creencias, comunes en infinidad de países y culturas así como en todas las épocas y continentes.


Tatuajes Religiosos en la historia.

Los orígenes del tatuaje son un tema controvertido, pero si está claro que los primeros tatuajes suelen ser muestras de devoción o servitud a una entidad o a un dios. Tintar la piel con dibujos del Sol, mensajes de significado espiritual, supersticioso y moral o más adelante escrituras religiosas eran prácticas comunes entre chamanes, sacerdotes. Las artes ocultas o devotos de las primeras religiones o proto religiones alrededor del mundo tatuaban sus cuerpos en ciertos momentos de su vida, como el nacimiento o el cambio de niño a joven y también la muerte, los cuales además de marcar estos puntos también tenían un significado de santidad, protección y también religioso.

Tintar la piel con dibujos del Sol, mensajes de significado espiritual, supersticioso y moral o más adelante escrituras religiosas eran prácticas comunes entre chamanes, sacerdotes,

En lo referente al tatuaje religioso las grandes religiones del Mediterráneo aunque niegan y prohíben en sus escrituras el uso de tatuajes entre sus seguidores parece responder más bien una intención de frenar su extendido uso en sus fieles y en el de religiones adversas, tal y como diversos estudios de antropología en las zonas de Irak, Siria, Irán, Egipto y el Cáucaso parecen sugerir. Migraciones ayudaron a su propagación y por Heródoto sabemos que por ejemplo los sacerdotes griegos llevaban un Sol en su muslo, símbolo de su condición o que en Creta predominaban las serpientes y los toros.

Tatuajes religiosos celtas

Cuando César llegó a las Galias y a Britania le sorprendió como los pueblos celtas que ahí habitaban se despojaban de sus ropas antes de la lucha y mostraban sus cuerpos desnudos con extraños símbolos tribales, imágenes y talismanes. No en vano llamaron a los celtas "los pintados" y fueron conocidos por el terror que provocaban sus diseños en los guerreros.

Tatuajes en el cristianismo

Hay incontables ejemplos en que religión y tatuajes se ven unidos en el cristianismo a pesar de que sus escrituras lo prohíben y castigan. Para los primeros cristianos era habitual tatuarse una cruz, un cordero, un pez o el nombré de Jesús a modo de protección y pertenencia religiosa. Más adelante tenemos ejemplos de caballeros templarios y cruzados con tatuajes religiosos en partes visibles de su cuerpo como símbolo de protección y distinción.

Fue con el Papa Adriano I que en 787 D.C. se prohibió todo tipo de tatuajes pues "la perfección del cuerpo humano y de Dios no podian ser mancillados ni profanados por los toscos tatuajes y dibujos".

Tatuajes en el mundo árabe y musulmán.

Es común el tatuaje religioso y con cualidades mágicas en el mundo árabe.

Las mujeres se tatuaban un punto bajo el ombligo y otro en la espalda a la misma altura con intención de facilitar e invocar la concepción, el cual había que realizarse el tercer día de menstruación o tres puntos en la palma derecha atrae el amor, tres puntos en la mano derecha aleja a ciertos pretendientes.

Muchas prácticas reflejan el arraigo de la tradición mágica y religiosa de los tatuajes en la religión musulmana, como la elección del día de la semana para efectuar la operación, el momento del día o la estación del año.